Lima, 17 de agosto del 2017

Historia

 
 
 
 

El 20 de abril del 2017 la Cámara de Comercio de Lima, fundada en 1888, cumplió 129 años de vida.

 

La CCL rumbo al bicentenario

La Cámara de Comercio de Lima cumplió el pasado 20 de abril 129 años de su fundación en 1888, abarcando así las dos terceras partes de nuestra historia republicana.

En un entorno cambiante y en creciente e irreversible globalización, hoy la CCL cuenta con uno de los más modernos complejos empresariales del país y se ha alineado con las plataformas tecnológicas de vanguardia, a tono con las exigencias de la competitividad y de la internacionalización del comercio.

Como “La Cámara de los Gremios” la CCL tiene  15,000 empresas registradas provenientes del comercio, la producción y los servicios, que representan  el 41.1% del valor total exportado y el 52.3% del valor total importado, habiendo proyectado contar al conmemorarse el Bicentenario Nacional en el 2021, con 20,000 empresas asociadas. 

Asimismo como legítima heredera del Tribunal del Consulado en 1888 y creadora del  Registro de Letras Protestadas en 1928,  la CCL  administra  por Ley el Centro (Nacional e Internacional) de Arbitraje,  garantizando  la seguridad jurídica de las inversiones y conduce el Registro Nacional de Proyectos y Moras, contribuyendo a la transparencia de las operaciones crediticias y financieras.

De esta manera además de organización empresarial decana,  la CCL es el gremio de mayor representatividad para contribuir al impulso de la incorporación  del Perú al Primer Mundo.

Antecedentes

La Guerra del Pacífico y su secuela de luchas internas habían configurado un escenario de profundas económicas, políticas y sociales en el Perú, en los años siguientes a 1880. Entonces fueron los hombres de empresa, en este caso quienes ejercían la actividad productiva y comercial, los que decidieron fundar la Cámara de Comercio de Lima, para contribuir a la reconstrucción nacional.

La defensa de la iniciativa privada y de la libre empresa en una economía social de mercado, del equilibrio fiscal, del manejo transparente de los recursos públicos, de la seguridad jurídica, de la inversión y del ahorro, así como su adhesión a la democracia y al respeto de los derechos humanos, son los principios rectores que guían el quehacer de la Cámara de Comercio de Lima, mostrando su permanente preocupación por el desarrollo económico y social del país.

La institución ha sido precursora de la justicia arbitral, de la Sociedad Anónima Recaudadora de Impuestos (antecedente de la SUNAT), de la Ley de Bancos, de la creación de la Caja de Depósitos y Consignaciones que luego dio origen al Banco de la Nación y de los Códigos de Comercio, de Aduanas y de la Marina Mercante.

Asimismo, de la Ley General de Sociedades, la de Títulos Valores, del Código Penal, del Código Tributario, del Registro Nacional de Protestos y de un gran número de leyes para fomentar la producción y el comercio interno y externo, así como para fortalecer el sistema tributario del país.

Su gravitación nacional

Es dentro de este contexto que, desde sus inicios, la Cámara de Comercio de Lima logra una decisiva gravitación en la vida nacional, no solo defendiendo los derechos de las empresas y de sus miembros orientándolos para el cabal cumplimiento de sus obligaciones, sino también con sus aportes destinados al perfeccionamiento de la normatividad económica y empresarial, para impulsar la adecuada gestión pública y privada.

Pero, además, en diversas ocasiones la institución ha sabido salir al frente en defensa de la gestión empresarial y de la democracia, cuando desde el poder se trató de conculcar los principios de la iniciativa privada, del libre mercado y de las libertades públicas.

Con más de 129 años de vigencia, La Cámara reafirma así el principio de mantener la libertad de producir, vender y competir para asegurar el crecimiento sostenido de la economía.

Sin duda en reconocimiento a esta limpia ejecutoria, en 1993 al cumplir La Cámara 105 años de vida institucional, se instituyó oficialmente, mediante RS 132-93-PCM, el 20 de abril de cada año, fecha en que se fundó la CCL, como el Día del Comercio.

 

Semillero de ilustres personajes

La historia de la CCL  estuvo así desde siempre ligada a los destinos del Perú, pues no solo contribuyó decididamente a su institucionalidad, sino también muchos de sus directivos y funcionarios asumieron importantes cargos en la gestión pública, así como las más altas responsabilidades de la Nación.

Su fundador y primer presidente don Pedro Correa y Santiago fue alcalde de Lima, representante en el Congreso de la República en 1873 y ministro de Hacienda en 1885. Don Manuel Candamo Iriarte, que presidió la institución entre 1896 y 1902, fue presidente de la República en 1903.

El primer secretario general de la CCL en 1888, doctor José Antonio de Lavalle y Pardo, fue después en 1896 ministro de Justicia y Culto. El asesor jurídico de La Cámara en 1939, doctor Geraldo Arosemena Garland, fue también en 1962 ministro de Justicia y Culto, en tanto que el fundador y director del Primer Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Lima en 1949, doctor Rómulo Ferrero Rebagliati, fue ministro de Hacienda en 1945.

Importante paso hacia la excelencia

Desde el año 2010  la Cámara de Comercio de Lima cuenta con la Certificación de Calidad ISO 9001:2008, obteniendo el reconocimiento nacional e internacional como una institución comprometida en brindar servicios empresariales de calidad, y con la búsqueda continua de la satisfacción de sus clientes.

La CCL recibió la certificación por mantener estándares internacionales en los procesos de su Centro de Arbitraje Nacional e Internacional, de su Centro de Certificaciones y de su Centro de Servicios de Ruedas de Negocios Nacionales e Internacionales, certificación que se extiende  a los demás servicios que ofrece la institución  a sus asociados y al empresariado en general.

Comprometida con este propósito, en el 2014 la CCL brindó asesoría a la Oficina Nacional de Procesos Electorales- ONPE, con lo que este organismo  obtuvo la Certificación Internacional “Council on Green”, siendo la primera entidad pública que accedió a ese reconocimiento con nuestro soporte.

Logros recientes

Frente a la creciente importancia del intercambio y de la cooperación internacional, la Cámara de Comercio de Lima contribuyó decididamente a los tratados de libre de comercio y en el 2012 la CCL tuvo una activa intervención en la formación del Capitulo Peruano del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacifico, (bloque económico constituido en el 2012 e integrado por México, Colombia, Perú y Chile) presidiéndola en el periodo 2012-2013.

En este contexto en agosto del 2013 y tan pronto la Corte Internacional de la Haya estableció los límites marítimos entre el Perú y Chile, los empresarios de las Cámaras de Comercio de Lima y de Santiago suscribieron la “Declaración de los Emprendedores de Perú y Chile” con el propósito de “incrementar los vínculos e intereses comunes, así como de contribuir al reforzamiento de las relaciones entre ambos países, en particular las de orden empresarial, la promoción del comercio y las inversiones, con una visión común de desarrollo sustentable”.

La Declaración Conjunta fue entregada a los mandatarios de ambos países. Los empresarios del Perú, liderado por el Ing. Samuel Gleiser Katz y de Chile liderado por el Sr. Peter T. Hill, fueron recibidos primero en Lima por el Presidente Ollanta Humala el 20 de agosto y después el 9 de septiembre, por el presidente Sebastián Piñera en el Palacio de La Moneda en Santiago.

En noviembre del 2013 la institución fue sede del VII Cumbre Mundial de Mujeres Empresarias  IWEC  que contó con la participación de 200 representantes  líderes y empresariales de 28 países de los cinco continentes. Asimismo la Cumbre Internacional de Comercio Exterior y el Foro Internacional de Economía Quo Vadis Perú que cada año organiza la CCL, convoca como expositores a connotadas personalidades de talla mundial como en 2014  a George Friedman,  CEO de Stratfor Global Intelligence y asesor principal del presidente de EEUU Barack Obama.

Siendo la educación el mejor pasaporte hacia el futuro y la base de la preparación del capital humano, la educación  viene  recibiendo en los últimos un especial impulso de la CCL, especialmente la  formación para el trabajo en armonía con los requerimientos del proceso productivo del país, habiendo propuesto la creación de institutos tecnológicos superiores bajo la modalidad de formación técnica dual.

En esta perspectiva se ha creado también el primer Centro Privado de Innovación, Ciencia y Tecnología, para poner el servicio de las empresas asociadas los avances de la investigación para el desarrollo.

Las empresas gestadas por iniciativa de los emprendedores cobran cada vez mayor relevancia. Por ello en el 2014 la CCL estableció  el Centro de Desarrollo Empresarial que además de asesorar a las empresas familias y de apoyar el desarrollo de las franquicias, monitorea la Red Latinoamericana de la Industria del Software en apoyo a las pyme, así como al Consorcio Conecta 2020, que con el soporte de la Unión Europea promueve el uso de las tecnologías de la información para el emprendimiento.

En esta línea la CCL conduce asimismo el Instituto de Administración y Negocios (ICAM) que forma profesionales con certificaciones progresivas, tanto para atender la demanda del mercado laboral como para el emprendimiento propio en los negocios.  Los cursos, que duran tres años, atienden la formación en organización y gestión empresarial,  gestión financiera, así como control y gestión de operaciones proyectos.

Junto a la implementación del sistema ERP (Enterprice Resource Planning) Dynamics AX de Microsoft,  para optimizar la administración y automatizar las prácticas de negocios asociados con los aspectos operativos, financieros y contables, la CCL intensifico el uso de las redes sociales para ampliar las relaciones con sus stakeholders.

El think tank de la CCL

La voz y pensamiento de la CCL cuenta con el soporte del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial –IEDEP, formado por un think tank integrado por académicos, ex ministros y destacados empresarios,  del Centro de Estudios Jurídicos y Legales, del Centro de Comercio Exterior (CCEX) y del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (IDEXCAM).

Estos centros analizan  permanentemente  la problemática  y perspectivas de la economía, del comercio exterior, así como de la situación jurídica, política y  social,  proponiendo y las alternativas de solución, que sirven de sustento a la posición y planteamientos de solución institucional.

 

Institucionalidad y descentralización

La CCL como gremio transversal que representa a las diversas actividades del comercio, la producción y  los servicios, alienta y promueve  la creciente participación de sus asociados tanto en los aspectos técnicos y empresariales para enriquecer su aporte al perfeccionamiento de  la legislación económica, como en la conducción de la política institucional.

Para  ello ha fortalecido la representatividad  de sus asociados, mediante  la  consolidación de sus 15 gremios sectoriales, donde los asociados se  incorporan de acuerdo al giro de sus actividades. Asimismo ha incorporado a su estructura organizativa a once comisiones de trabajo, integrados por empresarios que cuentan con el soporte técnico y académico especializado.

Con el propósito de descentralizar los servicios empresariales sobre todo para ponerlos al alcance de los emprendedores, en los últimos años la CCL  amplió su descentralización instalando oficinas en Los Olivos (Lima Norte), en Santa Anita (Lima Este), en el Centro Aéreo (cerca al Aeropuerto Jorge Chávez), en el emporio comercial de Gamarra en la Victoria y últimamente en nuestro primer puerto del Callao.

De igual modo, como gremio decano,  la CCL contribuye al fortalecimiento de la institución cameral  a través de las 75 cámaras de comercio regionales de PERUCAMARAS, mediante el establecimiento de una red tecnológica que  facilita su participación en la regionalización productiva y en el comercio global. 

 

Distinciones

Como fruto de su limpia trayectoria y fecunda contribución al desarrollo económico y social del país, así como al fortalecimiento de los valores democráticos,  la CCL ha obtenido varios reconocimientos, a nivel nacional e internacional.

En el primer caso destacan las distinciones otorgadas por el Congreso de la República por su contribución al perfeccionamiento de la normatividad económica y empresarial, así como el otorgado por la Municipalidad de Lima, por su aporte a que los contribuyentes y los negocios de la capital tributen con el fin de modernizar ciudad y mejorar los servicios locales.

Solo para mencionar las distinciones del sector privado y  académico en los últimos quince años,  en el 2001 la CCL fue designada, en una encuesta desarrollada por el PERÚMETRO de la Universidad de Lima, como el “Gremio Empresarial que mejor cumple con su misión” y en 2002 obtuvo el “Premio Especial a la Creatividad Empresarial en Servicio al Cliente”, en el concurso que anualmente organiza la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, con el auspicio del diario El Comercio, Canal N y Radio Programas del Perú.

En el plano internacional, en el 2003 nuestra institución fue considerada entre las cuatro mejores Cámaras de Comercio del mundo “por los excelentes resultados obtenidos en la implementación del Proyecto Integral de Servicios Empresariales”, en el Concurso Anual de la “Word Chamber Federation” que congregó a más de 11,000 Cámaras de Comercio del mundo.

Con ocasión de la inauguración de nuestro edificio eco-eficiente  de 10 pisos en enero del 2013, el Council on Green de Estados Unidos, otorgó a la CCL la Certificación oficial “Green Business” que nos reconoce como empresa verde bajo el programa Eco-Prat, convirtiéndonos en “La Primera Cámara de Comercio Verde Certificada de Sudamérica”.

 

Su registro en la historia

La fecunda trayectoria de la Cámara de Comercio de Lima, ha sido registrada por notables historiadores. Jorge Basadre y Rómulo Ferrero recopilaron en un libro la historia de los primeros 75 años de la Cámara de Comercio de Lima, desde su fundación en 1888 hasta 1938 y desde 1939 a 1962, respectivamente.

Franklin Pease escribió la historia de la institución entre 1963 y 1990, correspondiendo a Margarita Giesecke reseñar la historia entre 1991 y 2004. Los tres tomos han sido condensados en un libro titulado “La Cámara: 120 años en la historia”, que es una crónica institucional que incluye la presencia mediática de la institución entre 1888 y el 2008, editada por el periodista Alberto Aquino Collantes.

 

Vigorosa, moderna y actual

De este modo, han transcurrido más de 129 años y la Cámara de Comercio de Lima, preservando los principios rectores que le legaron sus fundadores en 1888, se mantiene vigorosa, moderna y actual.

Lima, abril del 2017.


Imprimir
Subir

Cámara de Comercio de Lima CCL - Av. Giuseppe Garibaldi Nº 396, Jesús María. T. (511) 463-3434 / Oficina Los Olivos: Av. Carlos Izaguirre Nº 754, Los Olivos. T. 219-1843 / Oficina Gamarra: Jr. Gamarra Nº 653, Of. 601 (Galería Plaza), La Victoria. T. 219-1840 / Oficina Centro Aéreo : Av. Elmer Faucett s/n, Of. 221, Mod. “A” T. 219-1842 / Oficina Callao: Av. Oscar R. Benavides N°5411 (Ex. Av. Colonial) – Parque Industrial, Callao. T. 219-1505 / Oficina Santa Anita: Calle Los Cipreses N° 140 5to piso – Edificio ORBES (a media cuadra del Mall Plaza de Santa Anita), Santa Anita. T. 219-1510

 

Cámara de Comercio de Lima 2017 - Todos los derechos reservados
Desarrollado por MAGIA DIGITAL